Los años de peregrinación del niño sin color – Haruki Murakami

Tsukuru Tasaki era un adolescente como la mayoría. Con sueños y miedos sobre el futuro. Con dudas sobre sí mismo, y sobre el resto. Tenía una pandilla de amigos con la cual lograba sentirse en equilibrio, y ser parte de algo.

Al finalizar el secundario, Tsukuru parte hacia Tokio a estudiar ingeniería y sus cuatro amigos se quedan estudiando en Nogoya, su ciudad natal. Cada vez que puede, regresa para encontrarse con ellos, y en cada visita parece que el tiempo no ha pasado, que se han visto el día anterior.

Pero uno de esos viajes no será igual a los demás. Sin darle ninguna razón sus amigos lo expulsan del grupo y no quieren volver a saber de él.

Tsukuru regresa a Tokio con el alma destrozada y coquetea durante meses con la muerte. Ya nada tiene sentido para él, no tiene a nadie, no tiene a dónde regresar.

Dieciséis años después, nuestro protagonista ha logrado encaminar su vida. Trabaja en una empresa de transporte en la remodelación de estaciones de trenes, una forma de cumplir en parte su sueño infantil de construirlas. Ha tenido algunas relaciones, pero ha decidido no involucrarse. No quiere que nuevamente lo dejen de lado, lo abandonen.

Un día conoce a Sara, con quien de apoco va abriéndose, y esta relación hace que se replantee lo que ocurrió hace tantos años atrás con sus amigos, y decide, por fin, buscar una explicación.

 

Murakami nos plantea nuevamente relaciones complejas en las cuales los desencuentros son moneda corriente. Y, fiel a su estilo, entrecruza escenas cotidianas con momentos fantásticos e irreales, logrando que, a medida que leemos y nos metemos en la historia, tomemos esos intercambios como situaciones comunes y corrientes, que pueden ocurrirnos a cualquiera.

Los años de peregrinación… es uno de esos libros que recomendaría sin dudar, pero no a cualquiera. Es fácil de leer –como toda obra de Murakami- pero no creo que sea del gusto de todos.

Personalmente, me gustó mucho. La soledad y la angustia del protagonista tras pasar las páginas y llega con fuerza al corazón de quien lee esta historia.

Quienes aman a Murakami no pueden dejar de leerlo. Y quienes aún no lo conocen, no deben perderse a este escritor, ya sea con este libro o con otro, dense la oportunidad de conocerlo. Es atrapante.

Share Button
Esta entrada fue publicada en Haruki Murakami, lecturas/2014, libros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *