Memorias de una viuda -Joyce Carol Oates

Amo a Joyce Carol Oates. Se preguntarán cuánto he leído de ella como para declarar con tanta seguridad mi apasionamiento con la escritora estadounidense. Antes de “Memorias…” sólo había leído una de sus novelas: “La hija del sepulturero”. Pero ese libro bastó para que la tomara como una de mis autoras favoritas. La belleza de la historia –a pesar de ser terriblemente triste-, la calidad de la prosa, el maravilloso entretejido de los diferentes momentos de la vida de esta niña que va convirtiéndose en mujer, llegaron a lo profundo de mi alma y pusieron a su autora en mi Olimpo literario personal.

“Memorias de una viuda” es el relato descarnado de lo que JCO vive tras la muerte repentina de su marido –el editor Raymond Smith- con el que compartió cuarenta y siete años de su vida. Desde el momento en que Ray se siente mal y Joyce decide llevarlo a urgencias, las cosas, la vida, comienzan a caer de una forma que parece no tener fin, sin un fondo donde detenerse, hundiéndose a cada instante.

Luego de una semana durante la cual su marido mejora notablemente de una neumonía y está a punto de ser dado de alta, JCO recibe una llamada en la mitad de la noche en la que le piden que vaya con urgencia al hospital: “su marido aún está vivo”. Esta frase resonará a lo largo del libro cada vez que la autora se reprocha no haber llegado a tiempo. Cuando Joyce logra llegar al hospital, Smith ya está muerto y desconectado de todos los aparatos que lo controlaron durante siete días.

¿Y ahora qué? ¿cómo seguir? ¿vale la pena seguir? Esto es lo que se plantea una y otra vez la viuda ante cada noche insomne, ante cada abrazo o carta de condolencia, ante cada comentario bienintencionado pero totalmente fuera de lugar. Ante un alijo de medicamentos para dormir, tranquilizantes, analgésicos, que suman cientos de comprimidos.

Desgarradora y atrapante, con toques de ironía y humor negro. Así nos cuenta JCO los días que transcurren entre la muerte de su esposo y el día que, al fin, logra volver a dormir y comenzar a poner un poco de equilibrio en su vida, su nueva vida.

Share Button
Esta entrada fue publicada en Joyce Carol Oates, lecturas/2014, libros. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Memorias de una viuda -Joyce Carol Oates

  1. Flore dijo:

    ¡Hola! Te nominé a un premio, y podés encontrarlo acá: http://boocksick.blogspot.com.ar/2014/12/premio-liebster-award.html ¡Besos! 🙂

    • Karsih dijo:

      You are absolutely right. There is no gnieus to be found in Joyce Carol Oates. By the same token, your work is part of my narrative, particularly the aspects that do not overlap, which are the source of some comfort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *